Repaso Liga BBVA. Jornada 1.

Vuelvo por aquí para hacer un breve repaso de los diez partidazos que se han vivido durante sábado, domingo y lunes. Se han visto muchos goles, revelaciones, detalles que dan pistas sobre el estado de los equipos. ¡Vamos con ello!

Rayo 3 – 0 Elche

Los de Paco Jémez siguen a lo suyo. A pesar de perder jugadores año tras año, de tener un presupuesto muy limitado, el Rayo Vallecano sigue mostrándose sólido. El Elche, que arrasó en Segunda, debe adaptarse a la Primera. Cinco minutos fatales al final de la primera parte hundieron a los visitantes, que sucumbieron ante el arrojo local. Pinta bonito para el Rayito (Olé ese pareado).

Celta 2 – 2 Espanyol

Partidazo que se vivió en Balaídos y que dejó claro una cosa: este Celta promete. El Espanyol ya demostró el año pasado que podría ser un equipo competitivo, a pesar de que este año su mister, Javier Aguirre, reclamó más fichajes. Sin embargo, el Celta lo pasó mal la temporada pasada. Y este año no quiere repetirlo. Con fichajes como Nolito o Rafinha, la aparición más regular de Krohn Dehli y un estilo de juego más dinámico, los gallegos hicieron un gran partido frente al Espanyol. Solo la debilidad defensiva les hizo empatar. Este Celta promete. Y el Espanyol, como siempre, sorprenderá.

Almería 2 – 3 Villarreal

El gran duelo de Segunda se repite en Primera. Almería y Villarreal, triunfadores en la división de plata, se volvían a reencontrar en la máxima división. Y no defraudaron. Partidazo en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo con final de infarto. El Almería apretó, haciendo valer su condición de local, y puso contra las cuerdas al Villarreal. Pero ojo al submarino amarillo. Para mí, será una de las relevaciones de la Liga. Con Giovani Dos Santos a la cabeza, consiguió remontar el partido la recta final. Ojo a los de Marcelino, que ha construído un gran bloque. ¡Vuelve el submarino!

Sevilla 1 – 3 Atlético de Madrid

Alta tensión para la primera jornada. Y muchos quilates en el campo. El Sevilla, con su remozado conjunto, pinta muy bien y lo ha demostado en la temporada. Pero delante tenía a los campeones de “la otra liga”. Los de Simeone tiraron de galones a pesar del rápido empate que consiguió Perotti. Y en este gran partido de los rojiblancos sobresale un hombre: Diego Costa. El brasileño está dispuesto a hacer olvidar a Falcao y arrasó en el Sanchez Pizjuan. ¡Vaya bestia! Ah. Y Villa debutó, demostró, pero no marcó. Pero lo hará antes o después.

Real Madrid 2 – 1 Betis

El espíritu de Juanito no tiene vacaciones en Agosto. El Madrid sufrió, venció, pero no convenció. Isco dejó un par de detalles y salió como gran vencedor del partido con ese gol al final, pero tampoco deslumbró. Ídem con Cristiano. El Madrid de Ancceloti necesita rodaje y, cuando lo consiga, puede ser imparable. El Betis… ¡qué decir del Betis! Se planta en el Bernabéu sin sus principales hombres (Beñat y Cañas se fueron en verano y Castro estaba lesionado) y le marca un gol al Madrid en el minuto 13. Al final le faltó fuerza, pero el Betis, comandado por Pepe Mel, tiene equipo para enfrentarse a cualquiera.

Osasuna 1 – 2 Granada

El Osasuna va a sufrir esta temporada. Ni siquiera su feudo, impenetrable no hace tanto, le libra ya de sufrir. Y ante un notable Granada, que ha perdido a Mikel Rico y puede perder a Siqueira, pero que se mueve bien en el mercado y consigue hacer un equipo sólido. Creo que no sufrirá. Al revés que los navarros, que creo que pueden pasarlo muy mal este año. Eso sí, pasan las temporadas y Patxi Puñal sigue al pie del cañol. ¡Crack!

Barcelona 7 – 0 Levante

El sábado, al Camp Nou solo salió a jugar un equipo. El Barça arrasó al Levante que, además de ser flojito, vio como los locales eliminaban cualquier atisbo de reacción. Los del Tata Martino demostraron que este año vienen con ganas renovadas y que su estado es óptimo para enfrentarse a las nuevas temporadas. Neymar debutó, tuvo un par de detalles, pero poco más. Necesita más tiempo. Y Messi… bueno, lo de siempre. Simply the best.

Valencia 1 – 0 Málaga

Partido sorprendente. Por el Valencia, que había mostrado un mejor nivel en pretemporada. Y por el Málaga, que parecía que estaba peor de lo que luego demostró. Los de Djukick tienen que solucionar el problema del delantero (parece que Helder Postiga no es suficiente), pero el resto de la plantilla pinta bien. Y el Málaga… Ha perdido a sus estrellas y los refuerzos no han mejorado lo que había, pero Schuster es un luchador. Este Málaga dará guerra.

Valladolid 1 – 2 Athlétic

¿Vuelven los leones? Valverde ha rejuvenecido el proyecto y parece que pinta bien. El Athlétic se mostró firme ante un Valladolid que también ha perdido a varios jugadores y está en pleno proceso de reestructuración. Este año pueden sufrir si no se refuerzan en el mercado. El Athlétic puede volver a soñar con grandes cosas si tienen claro su estilo de juego. Hay materia prima de sobra. Valverde tiene trabajo.

Real Sociedad 2 – 0 Getafe

La Real no se despistó con Europa y pasó con nota su estreno liguero. Destacó Seferovic, que debutó y marcó. Y, además, dejó detalles de calidad. El Getafe, de por sí un equipo raro, el sábado se mostró débil y descolocado. Luis García se la juega de nuevo con este equipo joven, pero con calidad. Por supuesto, en la Real, destacó como siempre Vela. ¡Que jugador! Y Gaztañaga, que será regular en el primer equipo, hizo de Illarramendi y no cantó demasiado.

 

Jornada de goles, de alguna sorpresa respecto al estado de forma de varios conjuntos, y de confirmación de un secreto a voces: ESTA LIGA ES DE DOS.

La salida de Paco Herrera y el problema de Salva Ballesta

El Celta, equipo con un gusto por un fútbol de toque, posesión y ataque, no consigue resultados. Marcha 18 en la Liga y, claro, eso siempre pasa factura a un entrenador.

Mouriño decide echar a Herrera y traer a Abel Resino. Su segundo entrenador, Salva Ballesta, también entraría en la operación, pero la afición se opone. ¿Motivos? Salva es “facha”. Y pregunto: ¿que tendrá que ver el tocino con la velocidad? A veces, el fútbol lanza esperpentos como estos, en los que se anteponen razones políticas a lo meramente deportivo.

¿Y si Messi fuese comunista? ¿O Cristiano ultraderechista? ¿No serían buenos futbolistas? Sobran tonterías y falta fútbol y un poquito de cabeza