Repaso Liga BBVA. Jornada 1.

Vuelvo por aquí para hacer un breve repaso de los diez partidazos que se han vivido durante sábado, domingo y lunes. Se han visto muchos goles, revelaciones, detalles que dan pistas sobre el estado de los equipos. ¡Vamos con ello!

Rayo 3 – 0 Elche

Los de Paco Jémez siguen a lo suyo. A pesar de perder jugadores año tras año, de tener un presupuesto muy limitado, el Rayo Vallecano sigue mostrándose sólido. El Elche, que arrasó en Segunda, debe adaptarse a la Primera. Cinco minutos fatales al final de la primera parte hundieron a los visitantes, que sucumbieron ante el arrojo local. Pinta bonito para el Rayito (Olé ese pareado).

Celta 2 – 2 Espanyol

Partidazo que se vivió en Balaídos y que dejó claro una cosa: este Celta promete. El Espanyol ya demostró el año pasado que podría ser un equipo competitivo, a pesar de que este año su mister, Javier Aguirre, reclamó más fichajes. Sin embargo, el Celta lo pasó mal la temporada pasada. Y este año no quiere repetirlo. Con fichajes como Nolito o Rafinha, la aparición más regular de Krohn Dehli y un estilo de juego más dinámico, los gallegos hicieron un gran partido frente al Espanyol. Solo la debilidad defensiva les hizo empatar. Este Celta promete. Y el Espanyol, como siempre, sorprenderá.

Almería 2 – 3 Villarreal

El gran duelo de Segunda se repite en Primera. Almería y Villarreal, triunfadores en la división de plata, se volvían a reencontrar en la máxima división. Y no defraudaron. Partidazo en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo con final de infarto. El Almería apretó, haciendo valer su condición de local, y puso contra las cuerdas al Villarreal. Pero ojo al submarino amarillo. Para mí, será una de las relevaciones de la Liga. Con Giovani Dos Santos a la cabeza, consiguió remontar el partido la recta final. Ojo a los de Marcelino, que ha construído un gran bloque. ¡Vuelve el submarino!

Sevilla 1 – 3 Atlético de Madrid

Alta tensión para la primera jornada. Y muchos quilates en el campo. El Sevilla, con su remozado conjunto, pinta muy bien y lo ha demostado en la temporada. Pero delante tenía a los campeones de “la otra liga”. Los de Simeone tiraron de galones a pesar del rápido empate que consiguió Perotti. Y en este gran partido de los rojiblancos sobresale un hombre: Diego Costa. El brasileño está dispuesto a hacer olvidar a Falcao y arrasó en el Sanchez Pizjuan. ¡Vaya bestia! Ah. Y Villa debutó, demostró, pero no marcó. Pero lo hará antes o después.

Real Madrid 2 – 1 Betis

El espíritu de Juanito no tiene vacaciones en Agosto. El Madrid sufrió, venció, pero no convenció. Isco dejó un par de detalles y salió como gran vencedor del partido con ese gol al final, pero tampoco deslumbró. Ídem con Cristiano. El Madrid de Ancceloti necesita rodaje y, cuando lo consiga, puede ser imparable. El Betis… ¡qué decir del Betis! Se planta en el Bernabéu sin sus principales hombres (Beñat y Cañas se fueron en verano y Castro estaba lesionado) y le marca un gol al Madrid en el minuto 13. Al final le faltó fuerza, pero el Betis, comandado por Pepe Mel, tiene equipo para enfrentarse a cualquiera.

Osasuna 1 – 2 Granada

El Osasuna va a sufrir esta temporada. Ni siquiera su feudo, impenetrable no hace tanto, le libra ya de sufrir. Y ante un notable Granada, que ha perdido a Mikel Rico y puede perder a Siqueira, pero que se mueve bien en el mercado y consigue hacer un equipo sólido. Creo que no sufrirá. Al revés que los navarros, que creo que pueden pasarlo muy mal este año. Eso sí, pasan las temporadas y Patxi Puñal sigue al pie del cañol. ¡Crack!

Barcelona 7 – 0 Levante

El sábado, al Camp Nou solo salió a jugar un equipo. El Barça arrasó al Levante que, además de ser flojito, vio como los locales eliminaban cualquier atisbo de reacción. Los del Tata Martino demostraron que este año vienen con ganas renovadas y que su estado es óptimo para enfrentarse a las nuevas temporadas. Neymar debutó, tuvo un par de detalles, pero poco más. Necesita más tiempo. Y Messi… bueno, lo de siempre. Simply the best.

Valencia 1 – 0 Málaga

Partido sorprendente. Por el Valencia, que había mostrado un mejor nivel en pretemporada. Y por el Málaga, que parecía que estaba peor de lo que luego demostró. Los de Djukick tienen que solucionar el problema del delantero (parece que Helder Postiga no es suficiente), pero el resto de la plantilla pinta bien. Y el Málaga… Ha perdido a sus estrellas y los refuerzos no han mejorado lo que había, pero Schuster es un luchador. Este Málaga dará guerra.

Valladolid 1 – 2 Athlétic

¿Vuelven los leones? Valverde ha rejuvenecido el proyecto y parece que pinta bien. El Athlétic se mostró firme ante un Valladolid que también ha perdido a varios jugadores y está en pleno proceso de reestructuración. Este año pueden sufrir si no se refuerzan en el mercado. El Athlétic puede volver a soñar con grandes cosas si tienen claro su estilo de juego. Hay materia prima de sobra. Valverde tiene trabajo.

Real Sociedad 2 – 0 Getafe

La Real no se despistó con Europa y pasó con nota su estreno liguero. Destacó Seferovic, que debutó y marcó. Y, además, dejó detalles de calidad. El Getafe, de por sí un equipo raro, el sábado se mostró débil y descolocado. Luis García se la juega de nuevo con este equipo joven, pero con calidad. Por supuesto, en la Real, destacó como siempre Vela. ¡Que jugador! Y Gaztañaga, que será regular en el primer equipo, hizo de Illarramendi y no cantó demasiado.

 

Jornada de goles, de alguna sorpresa respecto al estado de forma de varios conjuntos, y de confirmación de un secreto a voces: ESTA LIGA ES DE DOS.

La burbuja Illarramendi

Hace 30 días, Illarramendi no era más que un chaval que jugaba en la Real, desconocido para casi todo el mundo, y que había sido convocado para jugar con la Sub-21 española. Ahora, Illarramendi se ha convertido en una especie de semidios. Un jugador que suena muy fuerte para el Real Madrid. Se escribe sobre él, se comentan sus cualidades, se hacen videos de sus jugadas… Ahora, Asier Illarramendi se ha convertido en uno de los “jugadores del verano”. Pero, ¿como ha podido pasar esto?

Asier Illarramendi siempre ha llamado la atención de los que seguimos a la Real Sociedad. Ya le destaque como uno de los pilares del equipo txuriurdín para conseguir la clasificación europea de la temporada recien terminada. Es un jugador joven, dinámico, potente, con talento y una madurez superior para su edad. Es uno de los puntales de la Real que ha conseguido la clasificación para Champions.

Pero no nos equivoquemos, Illarramendi no es la salvación del Real Madrid. Ahora mismo, todo el mundo lo vende como el complemento ideal para el centro del campo blanco, como la panacea para los problemas en el medio madridista. Pero no lo es. Aún, claro. Illarramendi es un jugador aún joven, con margen de mejora y que necesita jugar. Y creo que eso el Real Madrid no se lo puede dar. O no todo.

Asier Illarramendi debe jugar con asiduidad, como lo hace en la Real, para seguir creciendo. En el Real Madrid, tendría que rotar con Xabi Alonso, Modric, Khedira, Ozil, Kaká e Isco, que no son moco de pavo. Por lo tanto creo que Illarra, deportivamente hablando, perdería con este fichaje, al igual que la Real Sociedad. Eso sí, el Real Madrid ganaría un gran jugador.

En conclusión, Illarramendi es bueno, es apto para jugar en el Real Madrid, pero no es ese super crack que nos están vendiendo. La burbuja Illarramendi está creciendo a un ritmo inhumano y puede perjudicar al jugador, pues las expectativas son más elevadas de lo previsto para el nivel de Asier. Es decir, ejerce presión en el jugador.

Aún así, el fichaje no está hecho. La versión oficial es que el equipo txuriurdín quiere la cláusula para dejarle marchar (lo que hace crecer aún más la burbuja ya que Illarramendi no vale 30 millones de euros). Florentino le quiere, pero tal vez no a ese precio. Habrá que esperar para deshacer el culebrón, que tiene más sombras que luces.

ASIER ILLARRAMENDI 2012/2013 [VIDEO]

La chispa ilumina el camino a Europa. Crónica Real Sociedad 4 – Valencia 2.

Hoy no era ni martes, ni miércoles, ni siquiera jueves. Pero hoy había partido por Europa. Anoeta se vestía de gala para recibir al Valencia. El objetivo de ambos: los puestos europeos. Las estrellas de la Champions, esas que brillan entre semana, brillaron hoy en San Sebastián.
Como era previsible, el partido comenzó intenso. La Real, aprovechando su condición de local, presionó al Valencia y consiguió poner nerviosos a los ches. A pesar del alto ritmo, las ocasiones no llegaban con claridad. Solo un gran disparo de Mathieu hizo que Anoeta mantuviese la respiración hasta que Bravo sacara el balón de la escuadra.
Tras los primeros minutos de locura, el ritmo se relajó y el juego posicional apareció. La Real se mantuvo cómodo en campo propio, pero no enlazaba con su delantera. En uno de los furtivos ataques valencianistas, Cissokho realizó un gran centro desde la izquierda para que Soldado, de cabeza y adelantándose a los centrales txuri-urdines, consiguió el primer gol (25´). El golpe, que dejó noqueado a los locales, casi es doble. Un pase al hueco hacia Soldado lo interceptaría Claudio Bravo fuera del área sin sanción alguna, llevando al delantero che a la locura. El Valencia se encontraba cómodo.
Pero la Real comenzó a carburar. Presión, toque rápido y calidad hicieron que, tras un corner, Chory Castro pusiera un centro con diestra para que Íñigo Martínez, solo en el segundo palo, colocara el balón en la escuadra (34´). Otra vez tablas y volver a empezar. Y así hasta la segunda parte, donde veríamos una obra de arte.
El Valencia saldría mejor en los segundos cuarenta y cinco minutos. Los ches demostrarían madurez, entereza y experiencia. Los chavales de la Real se pusieron nerviosos, y fue ese nervio el que propició el gol. Un robo del Chory Castro desató la locura. El uruguayo sacó el balón desde la frontal y se la pasó a Agirretxe, que hizo una pared con él y comenzó a correr. El delantero vasco recibe la pelota y corre por banda, mientras el Chory se desmarca por el medio. Mientras, el Valencia no sabe lo que está pasando. Agirretxe conecta un pase preciso (y precioso) a las botas del Chory Castro, que supera al portero (72´). Calma y estallido. La tormenta perfecta.
Después, todo parecía un juego. La tormenta había pasado y había dejado tocado al Valencia, que lo intentó durante el resto del partido. Aún así, los locales no se habían divertido lo suficiente. Un centro de Xabi Prieto lo remató Agirretxe en el segundo palo (86´). El orgullo del Valencia lo obligó a seguir luchando y los de Valverde consiguieron el segundo gracias a Jonas, que remató un rechace (90´) tras gran parada de Claudio Bravo. Aún así, las cartas ya estaban echadas. Agirretxe, que se estaba recreando como el que más, siguió iluminando los ojos de los aficionados de este bonito deporte. El delantero vasco se plantó delante de Alves y, ni corto ni perezoso, le coló una vaselina (94´) que ni el mismísimo Raul y su cuchara.
Porque esta Real es mucha Real. Los de Montanier, que por fin ha dado con la tecla, no tienen competidor en la “Liga de los mortales”. El año que viene, Europa se teñirá de azul y blanco y cantará los goles del equipo txuri-urdin.
EL MEJOR: Agirretxe. Pasó, robó, disparó, corrió y marcó. El delantero hizo de todo, y además lo hizo bien.
EL PEOR: Albelda. El experimentado centrocampista se vio superado por el altísimo ritmo de la Real. No fue su día y lo sustituyeron pronto.
EL ÁRBITRO: Horroso. Se comió unas manos fuera del área de Claudio Bravo y después un penalty clarísimo de Cissokho. Quiso restablecer el equilibrio en los fallos y al final lo estropeó.
ÁLVARO DOMÍNGUEZ (@adominguezgomez)

La muerte (¿y resurreción?) del Santo Casillas

En tiempos de Semana Santa, en los que nos encontramos, eso de morir y resucitar está muy de moda. Y más si eres un dios o algún otro tipo de ser celestial. Y Casillas lo es. O al menos lo era hasta hace unos meses.

Iker Casillas, el Santo que le dio al Madrid la Novena, que salvó partido tras partido al equipo blanco, que levantó Eurocopa, Mundial y Eurocopa con España… Iker Casillas, el gran capitán del Real Madrid y la Selección Española. Y que ahora vive en el ostracismo. El mostoleño se enfrentó a Mourinho y lo paga con la más absoluta de las suplencias. Casillas dejó de jugar para dar entrada a un joven e inexperto portero (que casualmente vería perder su puesto a las primeras de cambios). Adán por Casillas. De locos. No tranquilo con eso, Mourinho defendió a su nuevo portero a capa y espada y siguió golpeando al Santo, que vio como perdía el apoyo de los que, en otro tiempo, coreaban su nombre. ¿Y todo por qué? Por no coincidir con su mister.

Más tarde, el destino le dio una vuelta más de tuerca a esta historia e Iker Casillas se lesionó. Dedo dañado y unos meses de baja. Diego López entra en acción. ¿No era Adán el bueno? Aún así, lo podemos considerar correcto. Pasan las semanas. Adán juega pero, a las primeras de cambio, Diego López toma su puesto. El ex-sevillista realiza buenas actuaciones, algunas tan importantes como la de Old Trafford, que le dio medio pase europeo al Real Madrid. Sigue pasando el tiempo e Iker comienza a entrenar. Sigue entrenando y recibe el alta médica el día 19 de Marzo. Pese a ello, no viaja con la Selección Española y se queda en Madrid para estar al 100%.

El día 29 de Marzo, 15 días después del alta médica de Iker Casillas (y esto para un portero, sin necesidad acuaciante de preparación física, es un tiempo más que suficiente), Mourinho no convoca a Iker por no poseer el “alta competitiva”. ¿Qué es eso? El término se las trae. ¿Se refiere a ese tipo de alta que no respetó con Marcelo, que jugó pasado de peso y unos días después de recibir el alta médica? Mourinho intenta confundir con ese nuevo concepto, totalmente mourinhista.

Justo después del empate frente al Zaragoza, Mourinho confirmaría que Casillas tampoco jugará frente al Galatasaray en Champions y que Diego López es titularísimo por méritos propios.

¿Y no es más fácil hablar claro y seguir un solo camino? Diego López juega porque es mejor para el equipo. Y punto. Al menos, quedaría menos “falso”. Mourinho ha usado con Casillas todas sus estratagemas para desacreditar al capitán del Real Madrid y dejarle, sea como sea, en la grada o el banquillo.  ¿Por qué? Eso solo José Mourinho lo sabe.

¿Que le pasa a Mourinho con Casillas? ¿Volverá a jugar Iker en el Real Madrid? ¿Es su futuro incierto en el equipo blanco? El Santo, ahora mismo, está más muerto que vivo. Lo más interesante es saber si resucitará, y si lo hará con Mourinho en el cuerpo técnico. ¿Y si Diego López se lesiona? Que el diablo no enrede…

¿Qué pensais vosotros? ¿Conflicto personal o decisión técnica? ¿Merece más respeto el capitán del Real Madrid?

El magÖ blanco

Mesut Özil nació el 15 de Octubre de 1988 en Gelsenkirchen (Alemania) y es hijo de inmigrantes de segunda generación procedentes de Turquía. Durante su infancia jugó en varios equipos de ciudad natal. Entre 2000 y 2005 jugó en Rot Weiss Essen.

(foto: wikipedia.com)

En 2005 dio el salto a los grandes clubes alemanes con su fichaje por el Schalke 04, donde debutaría en la Bundesliga un año después. En 2009, el club renano no renovaría el contrato del alemán, y Mesut Özil ficharía por el Werder Bremen.

Con el Werder conseguiría explotar definitivamente y atraer las miradas de los grandes europeos. En la temporada 2009/2010 consiguió destacar con 33 asistencia en la Bundesliga. Después de la gran temporada con su club, llegaría el Mundial.

En Sudáfrica 2010, el dorsal número 8 de la selección alemana deslumbraría al mundo. Siendo titular en todos los partidos de su equipo, fue partícipe en la mayoría de los goles. Además, fue incluido en la lista de los diez mejores jugadores del torneo. También su gol frente a Ghana acabaría como el tercer mejor del Mundial de Sudáfrica.

Ya en la temporada 2010-2011, en el Real Madrid, Özil demostraría gran parte de su potencial. Participando en casi todos los partidos de su equipo, dando asistencias y marcando. Dando la cara en los momentos importantes. La 2011/2012 sería una temporada de confirmación, donde mejoraría sus números de la pasada campaña y se convertiría en uno de los jugadores más queridos del Real Madrid.

En la presente temporada, Mesut Özil lleva 22 partidos entre todas las competiciones, 5 goles y 8 asistencias. El mago blanco está rompiendo todos los esquemas y se convierte, poco a poco, en pieza clave de este Madrid, donde lleva 127 partidos, 22 goles de todos los colores y 56 maravillosas asistencias. Mesut se hace mayor y quiere más responsabilidad.

El ejemplo más claro de su madurez lo vimos este sábado. El Real Madrid, en problemas tras los goles de Manucho, necesitaba de alguien que tirara del carro. Y ahí apareció Özil. Primero, con una fantástica pared con Benzemá que culminaría él mismo. Segundo, tirando de galones y colocando una falta donde pocos pueden, donde crecen las telarañas, en la mismísima escuadra, para dar la victoria a su equipo.

Mesut Özil, un jugador con una zurda de oro, un físico potente que le permite poseer una carrera imponente, una mente privilegiada para el fútbol. Con tan solo 25 años, ya ha sido comparado con el mismísimo Zinedine Zidane. ¿Algo precipitado? Se le acusa de falta de regularidad, ¿pero no se caracterízan los magos por ser inesperados, sorprendentes?  El alemán tiene talento, pero aún es joven. ¿Por qué no creer? ¿Por qué no puede igualar o superar a Zizou en lo que a grandeza se refiere? El mago…no. El magÖ blanco seguirá maravillándonos con sus trucos.

Glück, Özil.

El Valencia más depredador

No hay entrenador en la historia del Valencia que dure más de 3 años. Y eso con mucha suerte. Hay, incluso, hasta 3 entrenadores en un mismo año. (Entrenadores del Valencia). ¿Por qué? ¿Es el equipo che un club complicado?

(foto: wikipedia.es)

La anterior gran inestabilidad en el banquillo del equipo del Turia se produjo después de la salida de Quique Sanchez Flores. El entrenador madrileño dio paso a Óscar Fernandez, que tuvo una ínfima estancia como entrenador para dejar paso a Ronald Koeman. El holandés consiguió algún que otro éxito, pero salió bastante escaldado tras su enfrentamiento con los pesos pesados de la plantilla valencianista. Es después de su salida cuando llegó el personaje clave de este texto: el señor Unai Emery.

El vasco, procedente del Almería, en el que había realizado una gran temporada, llegaría al Valencia con muchos interrogantes. Era un entrenador joven, sin experiencia en un equipo grande, con una plantilla que perdía a sus estrellas año a año y que no tenía un referente dentro del vestuario. Fue entonces cuando Emery sorprendió.

(foto: abc.es)

El Valencia recuperó la entrada directa en puestos europeos gracias al 6º puesto conseguido,  aunque la actuación no fue muy buena en la Copa de la Uefa, al igual que en Copa donde fue eliminado en Cuartos de Final.

Emery destacó por su conocimiento de las jugadas estratégicas, el descubrimiento y colocación en primera linea de jóvenes perlas y la inteligencia en sala de prensa. Todo ello lo puso en práctica tras un primer año de aclimatación en el equipo che.

En una liga bipolar, donde Barça y Madrid luchaban por los dos primeros puestos, Emery consiguió hacer raíces en la tercera plaza de la Liga BBVA, puesto de honor en España. En realidad, era el “campeón” de la “Liga de los mortales”. Un éxito sin trofeo, pero un éxito al fin y al cabo. Aún con estas grandes actuaciones en Liga, el Valencia no conseguía arrancar en Europa ni en la segunda competición nacional, la Copa.

(foto: cadenaser.es)

Es en la temporada 2011/2012 cuando el Valencia de Emery consigue los mejores resultados. En la Liga BBVA vencería en las grandes plazas y conseguiría una merecidísima tercera plaza. Otra vez sería campeón de “La otra Liga”. En la Uefa Europa League conseguiría llegar a semifinales, donde sería eliminado por el campeón de esa edición, el Atlético de Madrid. Por último, en Copa del Rey, también llegaría a semifinales siendo también eliminado por el campeón de ese año, el Fútbol Club Barcelona.

La 2011/2012 fue la temporada de confirmación de Emery, que conseguiría grandes resultados con un equipo diezmado año tras año. Aún así, el “run-run” de su destitución sonó durante toda la temporada. ¿Por qué?

Se puede decir que, a parte de la inmejorable tercera posición en la Liga BBVA, los resultados europeos  y coperos no son tan buenos. ¿No lo son? El único fracaso de ese año sería la eliminación en Fase de Grupos de Champions League. Perder contra uno de los mejores Barça de la historia en las semifinales de Copa no lo considero fracaso. Incluso tampoco consideraría fracaso la derrota en semifinales de la Europa League ante un Atlético de Madrid finalmente campeón y en clara dinámica ascendente, con Simeone a la cabeza. En realidad, es todo relativo.

En conclusión: Unai Emery fue destituido al final de la temporada 2011-2012 con diversidad de opiniones. Como decía, sus resultados son relativos y pueden provocar gran cantidad de valoraciones. ¿Y que vendría después?

Mauricio Pellegrino, hombre de la casa, llegaría al banquillo che. Y los resultados son ya conocidos. Un Valencia a unos pocos puntos del objetivo en la Liga; en Octavos de Champions League; y en la siguiente fase de la Copa. Un Valencia algo disperso en su juego, pero que está cumpliendo con las expectativas. Pero, aún así, el técnico fue destituído por la forma de perder en un par de encuentros, según su presidente.

(foto: lavanguardia.com)

¿Cual es el problema entonces? Los técnicos responden pero a la directiva no le gusta. Se consiguen resultados pero se ningunean a las primeras de cambio. ¿Por qué? Señor Llorente, explíquenoslo.

Ahora llega Valverde, con un contrato de media temporada. ¿Aguantará hasta el final? Atendiendo a las estadísticas, es toda una incógnita.

@adominguezgomez

Real Madrid – Atlético de Madrid: es hora de volver a empezar

Sábado, 1 de Diciembre de 2012. España, Madrid. Distrito de Chamartín, Estadio Santiago Bernabéu. 22 horas. Está a punto de producirse un hecho que puede provocar una catarsis en el seno del fútbol español. Incluso el mundo entero debería estar atento a esos 6996 m2 de césped, porque al final de la noche podría ocurrir algo nuevo en la capital española, algo que acabe y algo que empiece.

https://i1.wp.com/www.ligafutbol.net/wp-content/2010/03/real-madrid-atletico.jpg

(foto: ligafutbol.net)

Real Madrid y Atlético de Madrid, algunos dirían que David y Goliath, se enfrentarán este fin de semana en la jornada de la Liga BBVA. El derbi madrileño por excelencia es algo más este año dadas las circunstancias actuales. Los blancos, dentro de una dinámica negativa y a 11 puntos de la cabeza, luchando por seguir manteniendo sus sueños intactos en la competición nacional; los rojiblancos, en una nube desde que llegó Simeone, a 3 puntos de la cima y con ganas de hacer algo grande en la Liga. Y a lo lejos, por encima de rachas actuales y estados momentáneos de ánimo, esos 13 años de victorias madridistas y desastres atléticos. ¿Presenciará el Bernabéu una noche de esas que se recuerdan durante años?

El equipo dirigido por Mourinho no las tiene todas consigo. Después de pasarlo mal en la Champions, en la que ha conseguido un segundo puesto que sabe a poco, también pinchó en la Liga BBVA frente al Betis, que le deja a 11 puntos del Barça, su teórico rival por la competición. Llegan al derbi tras vencer holgadamente en Copa al Alcoyano, aunque este ínfimo éxito no calma la inquietud del público merengue.

Con Marcelo y Essien lesionados, será Coentrao el lateral y Khedira el compañero de Alonso. Además, siempre está la gran duda entre Özil y Modric. Benzema, con la baja de Higuain, será fijo arriba. Hay plantilla de sobra, apoyo del público y ganas de remontar, de mirar hacia arriba, pero puede que la losa que lleva encima el Madrid pese demasiado.

https://i2.wp.com/elpuertoactualidad.es/wp-content/uploads/2012/03/real_madrid_atletico_madrid_959990246.jpg

(foto: elpuertoactualidad.com)

Los de Simeone parece que viven en el mundo de la piruleta. Paseándose en la Europa League y la Copa y con un camino casi impecable en la competición local, los rojiblancos llegan casi al 100% al derbi. Si vencen dejarán prácticamente fuera al Madrid en la lucha por la Liga, que quedaría a 11 puntos del Atlético, y darían más solidez a su candidatura.

“El Cebolla”, lesionado en Copa, parece que será la baja más significativa en el Atlético de Madrid. Falcao, a priori, estará acompañado por Diego Costa y Koke jugará por izquierda. Adrian será el as en la manga que se guarda Simeone. El Atlético de Madrid puede dar un golpe de estado en la capital española, pero también pueden caerse de la nube en la que viven. ¿Mal de altura? Ya veremos…

En principio, parece que los rojiblancos llegan mejor que los locales al encuentro del sábado. Aún así, y aquí llega lo curioso de este derbi, los momento de forma no valen. En los últimos 13 años se han repetido estas condiciones u otras parecidas favorables para el Atlético y el Madrid siempre se ha salido con la suya. Es la ley del derbi madrileño, y es la gran incógnita del partido. ¿Se romperá la racha?

https://i0.wp.com/www.corazonblanco.com/media/galeria/44/8/3/3/5/n_real_madrid_33_at_madrid_vs_r_madrid-4355338.jpg

(foto: corazonblanco.com)

Lo que está claro es que el Santiago Bernabéu, su público, los millones de observadores alrededor de todo el mundo, viviremos un gran derbi, de los mejores de los últimos años. Por fin Madrid tiene el partido que se merecía. La capital vibrará el sábado más fuerte que nunca. Señoras y señores, hay derbi. Es hora de volver a empezar.

@adominguezgomez