Del Bosque y la Selección Española

Sí, es un detalle en un momento puntual, pero confirma mis sospechas. España está sola en el campo. Xavi eligió el sexto y séptimo lanzador de la tanda de penaltis frente a Italia. Del Bosque, mientras, pensaba y pensaba, pero solo eso.

 

Pero si repasamos el partido de ayer, hay más detalles que resultan curiosos respecto a Del Bosque. Por ejemplo, ese cambio inusual de Torres por Javi Martinez. El vasco saltó al campo en la prórroga y se colocó de nueve. Ni falso, ni segundo, ni retrasado. Un nueve como una catedral. Del Bosque, de nuevo, demostró que una vez que pita el árbitro, él hace poco. Y esta idea está reforzada por ese repetidísimo cambio de Navas por un extremo que suele darse cada vez que España está en problemas y que raramente funciona. Ayer, a pesar de que el extremo sevillano entró al principio de la segunda parte, España siguió sufriendo hasta que Italia bajó el pistón.

Del Bosque estuvo sentado durante toda la prórroga, esperando los penaltis. Sí, el entrenador de la mejor generación española de la historia espera a los penaltis con Casillas, Ramos, Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta, Mata y compañía en el campo. Menos mal que los jugadores pensaban otra cosa y buscaron el gol hasta el final, pese a ese cambio de Torres por Martínez que aún muchos (o casi todos) no alcanzamos a entender.

Del Bosque se encontró un equipo hecho por Aragonés, ilusionado por ganar un Mundial después de la Euro, con jugadores en el mejor momento de su carrera. Él poco tuvo que hacer. Si acaso introdujo el doble pivote que, lejos de mejorar este equipo, creo que no ha hecho más que empeorar el juego de La Roja y convertirse en el principal tema de debate en el entorno de España.

 

Es Del Bosque el hombre más respetado del fútbol español por ser quien nos dio el primer Mundial de España, pero no por ello tiene que ser intocable. Igual que se le pegó a Guardiola por no tener más alternativas al nueve que un Piqué de delantero e igual que se le dio a Mourinho por ser defensivo y jugar con un doble pivote duro, se le debe cuestionar a Del Bosque su actuación en La Roja más allá de los resultados. Porque este equipo da para aún más, para repetir ese 4-0 a Italia en la Final de la Eurocopa cada partido. Ramos, Piqué, Alba, Busquets, Iniesta, Torres, Mata, Silva… tienen el talento suficiente para pasar por encima de todos, y más ahora que pocos tienen un conjunto tan solido como el español.

Yo le pido más a La Roja de Del Bosque. A pesar de ser la mejor selección del mundo, creo que puede dar más.

Una remontada que vale una temporada

El Fútbol Club Barcelona, comandado por sus mejores jugadores, venció ayer al Milan por 4-0. Remontada perfecta: potente, contundente, irrefutable y sin grietas. Pero esta victoria significa algo más, y no solo para los culés.

Millones de personas estaban ayer atentos a lo que pasara en el Camp Nou. Una derrota hubiese supuesto la vuelta al “run – run” del fin de ciclo. La plantilla se tambalearía, Tito estaría fuera y no habría conseguido hacer olvidar a Guardiola y la directiva buscaría soluciones desesperadas a tal situación. Una Liga no hubiese sido suficiente para no hacer tambalear los cimientos de Can Barça. Pero no pasó…

La-aficion-del-Barca-animo-al-_54368336175_54115221152_960_640

Foto: Pep Morata (Mundo Deportivo)

El Barça consiguió ayer salvar toda una temporada. Ahora, tras ganar al equipo rossonero, el horizonte tiene otro color. Antes solo se veía de color azulgrana, con la Liga casi ganada. Pero solo eso. El color que debe buscar el Barça no es el de su camiseta. Ahora, el cielo apunta hacia colores dorados, color del olimpo de los campeones; plateados, color de la orejona. Ahora, el Barça ha ganado una lucha por la Champions. El Barça reabre otra puerta en esta temporada que parecía finiquitada.

Y la remontada no solo afecta al Barça. Por supuesto, a los ya clasificados para los Cuartos de Final de la Champions League se les une uno de los equipos más potentes del continente. Es decir, competencia. Seguro que Juventus, PSG, Dortmund y Galatasaray no estarán muy contentos con los hombres de Tito.

Foto: Pep Morata (Mundo Deportivo)

Foto: Pep Morata (Mundo Deportivo)

Pero sobre todo, el más preocupado será el Real Madrid. Los blancos veían como, después de sus dos golpes a los culés en Liga y Copa, los azulgranas podrían estar ante un bache casi imposible de superar. Incluso se habló de una posible remontada liguera. Con esta remontada (esta vez azulgrana y europea), el Barça resurge con más fuerza que antes y disminuye un tanto las aspiraciones europeas del Real Madrid.

Por tanto, después del partido de ayer, el Barça observa el futuro con aires renovados, con nuevos objetivos e ilusiones renovadas. Y con la vuelta de Tito Vilanova a la vuelta de la esquina. Y con Messi superando el bache. Y con el resurgimiento de Villa. Y con Xavi, Puyol, Jordi Alba. Con la magia de Iniesta. Y, por supuesto, con el recuperado Eric Abidal. Este es otro Barça. El Barça del soplo de aire fresco. Aire fresco para un equipo que recupera el hambre. Otra vez.

Mi remontada

Del Milán – Barça de ayer hay poco que decir. Buena defensa, un ataque sin ideas y mala suerte. Por tanto, ahora toca pensar en la vuelta, en el Nou Camp.

Y ese es el primer punto positivo. Jugar la vuelta en casa es siempre un valor añadido. El Barça podrá notar el aliento de su gente de la mejor forna posible, lo que debería dar alas a las ilusiones de remontada.

El segundo punto es el estado de ánimo. Si el Barça consigue ganar al Real Madrid en Copa y seguir haciendo puntos en Liga, llegará lanzado a la vuelta de Champions. Si tropieza antes, las dudas serán máximas. Mes clave para los hombres de Tito.

Y Tito Vilanova es el siguiente punto. La presencia física del míster se hace casi obligatoria. Ayer vimos a un cuerpo técnico algo desorientado. Sólo se hizo un cambio ( el de Alexis por Pedro), ya que el de Mascherano por Puyol fue obligado debido a la herida del capitán. Con Tito, el equipo se siente seguro, bien asesorado, arropado.

Y arropado es como debe estar y sentirse el conjunto culé. Hacer una piña porque el partido será muy duro y, en algunos momentos, desesperante. La defensa de los de Allegri, que ya fue numantina en San Siro, en el Camp Nou será de otro planeta. Y extraterrestre deberá ser el ataque de los azulgranas.

Y eso nos lleva al aspecto táctico. El Milán, que triunfó con el dispositivo de Allegri, ni debería cambiar su planteamiento. Defensa poblada y lanzamiento constante de contras deben ser las máximas de los rossoneros para la vuelta. Colocar un par de hombres rápidos arriba será clave para aprovechar la defensa desguarnecida que, presumiblemente, tendrá el Barça.

Los de Tito, que con el 4-3-3 vieron como era misión imposible romper la muralla, deberán cambiar de planteamiento. En un principio, con un Milan cerrado y replegado, la defensa de 4 parece excesiva, pese a que los laterales Alba y Alves actuasen casi de extremos. Por tanto, la defensa pasaría a ser de 3, con Puyol, Piqué y Alba al corte.

En el medio, el control debería ser lo primordial. La dinámica de la posesión es la salvación de este Barça. Por tanto, 1 hombre fijo, Busquets, que debería anclar al equipo, ayudar en defensa y organizar la salida del balón; y 3 hombres con mucha libertad (Xavi, Cesc, Iniesta) que deberán descolocar el entramado defensivo del Milan. Serán muy importantes a la hora de transitar el esférico de lado a lado de una forma rápida y limpia, con paredes y movimientos ágiles.

Arriba, el MVP se me antoja clave. Pedro por izquierda, trabajando con las subidas de Abate y encarandole cuando sea necesario. David Villa, lo más parecido a un 9 que tiene el Barça, jugaría en el centro, siempre con la portería entre ceja y ceja. Los latigazos desde posiciones cercanas deben ser constantes. Debe generar sensación de peligro cada minuto. Y la joya de la corona, Leo Messi, en una posición nostálgica, la derecha. De esta forma, se conseguiría atraer atención hacia un lado y se emparejaria al crack argentino con uno de los flancos rossoneros, la parte más débil del Milan.

En definitiva, contundencia en defensa, control en el medio y atrevimiento en ataque. El Barça debe buscar un lado para liberar el otro y hacer la transición rápida; debe estar atento a la segunda línea; y, sobre todo, debe disparar.

El Barça, con todo en contra en esta eliminatoria de Champions, debe ganar y pasar de ronda para no convertir la temporada en un fracaso. Toca luchar, importar la épica del máximo rival y confiar en la suerte. Será duro pero, ¿alguien dijo que la Champions fuese fácil?